01/

¿Qué son los puntos rubí o hemangiomas seniles?

Son unas manchas pequeñas de color oscuro que salen en la vulva con el paso de los años. Cuando aparecen son más rojizas y con el paso del tiempo se van transformando para adquirir el color negro-violáceo característico.

Se forman porque los vasos sanguíneos superficiales (capilares) se dilatan y se acumula la sangre en su interior.

Generalmente son asintomáticos, aunque en ocasiones, sobretodo si crecen, pueden producir sangrado por el contacto con la ropa interior. Esto ocurre porque la piel puede estar adelgazada en esa zona y sólo el roce puede hacer que se rompa y que sangre.

02/

¿Qué síntomas producen? ¿Se pueden malignizar?

Generalmente son asintomáticos, aunque en ocasiones, sobretodo si crecen, pueden producir sangrado por el contacto con la ropa interior. Esto ocurre porque la piel puede estar adelgazada en esa zona y sólo el roce puede hacer que se rompa y que sangre.

No, los puntos rubí o hemangiomas capilares no se malignizan, aunque es importante distinguirlos de otras lesiones dermatológicas que sí que podrían hacerlo.

03/

¿Pueden caerse o desaparecer con el tiempo? ¿Es necesario quitarlos?

No, no desaparecen solos. De hecho lo normal es que con el paso del tiempo cada vez haya más y los que hay se hagan más grandes.

El tratamiento de los puntos rubí es fundamentalmente por motivos estéticos, pero eso no le resta importancia. Cuando aparecen deterioran mucho el aspecto de la vulva y tenemos derecho a cuidarla, igual que cuidamos el resto de nuestro cuerpo.

04/

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento de los puntos rubí se hace con láser de Neodimio-YAG, que es un láser que se focaliza en las células sanguíneas (hematíes) y los destruye.

 

Se hace en consulta sin preparación previa y se tolera muy bien (no es muy doloroso). Es mejor no utilizar cremas anestésicas, ya que pueden hacer que los vasos sanguíneos se contraigan y el tratamiento no sea igual de efectivo.

 

Inicialmente se forma como una costra negra sobre el hemangioma que al cabo de unas semanas se cae y la mancha desaparece sin dejar cicatriz.

 

Normalmente, es suficiente con una sola sesión, salvo que haya muchos o sean muy grandes, en cuyo caso pueden ser necesarias dos sesiones separadas de un mes.

  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de YouTube
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Negro Twitter Icono
  • Negro del icono de YouTube
  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram

©2020 por Íntima. Ginecología, estética y sexología. Creada con Wix.com